Miro al cielo y llueve, las gotas me mojan , me siento libre, conectada con algo

viernes, 30 de septiembre de 2011

Mudanzas y recuerdos.

Aqui estoy, empaquetando mis cosas: cada uno de mis libros, mis fotos, mi ropa, todo...
Y aun no me lo creo, ¡casi 5 años esperando este momento! y ahora empiezo a tener miedo... cuando ya tengo un pie fuera de casa, de la casa de mi madre, de mi casa.
¡Quien me lo diría!
Aqui estoy rodeada de mis gatos -los qe sustituiran el espacio en blanco que dejamos mi hermano y yo, o lo intentarán- ambos estan echados, tranquilos, escuchando mi respiracion y esa musiquilla de fondo, pacientes, esperando...
Otro sitio que echar de menos, todas las tardes en mi salón, leyendo en mi cuarto, viendo peliculas, mirando por la ventana hacercarse la tormenta, noches al ordenador, tardes al telefono, miles de momentos de risas, de llanto...
¿Es tristeza esto que siento? ¡Y quien me lo diria a mi!
Y ahora a llenar un espacio nuevo en un lugar conocido, empezar desde cero en mi sitio, volver a reinventarme millones de veces mas.
Y... de repente, ¡sorpresa! un recuerdo llega y lentamente me devuelve a ese tiempo, lentamente palpo cada minuto, cada segundo, cada gesto. Y tan pronto como viene, se vá y sigo escuchando la musiquilla de fondo.
Como se va a echar de menos esto, este frio, o mirar por la ultima ventana del salon, o esas mañanas, congelada en el autobus, con millones de capas de ropa, llendo al instituto... que digo ¡al colegio! jajaja
Tantas canciones escuchadas de diferentes formas en mi cuarto, anhelando el dia... este dia, y ahora resulta qe estoy entre dos sentimientos, añoranza y felicidad, quizas me sienta mas superada, bah, ¿que importa? ya me voy, ya mi estancia aqui solo es una etapa mas en mi vida, una importante etapa de las muchas que me quedan por vivir, o eso espero.
Ya solo me queda esperar, las canciones de mi vida irán sucediendose, poco a poco, una a una...
Los escenarios y los co-protagonistas cambiaran, como siempre pasa, pero yo seré la misma, quizas con el pelo mas largo, mas corto, vistiendo asi o asao, pero seré esa niña inocente y curiosa que siempre sale decidida en escena.
Libros, ropa, se me olvidaba ese libro, -¡con lo que me gustaba!- ya, ya está guardado con los demas, los calcetines largos del uniforme, un par de camisetas, un par de retoques.. y la habitacion estará tan vacia como cuando llegué, quizas menos, ahora quedarán mis recuerdos, entre estas cuatro paredes, con mi mosquitera, mi preciosa cortina y Audrey Hepburn junto a Bob Esponja y mi caballito de madera cuidando de mi cuarto, esperando a que vuelva y les haga compañia.
¿Que con que parte me quedo de mi estancia aqui? No lo sé, no estoy segura...
Esas tardes en Cabeza, con ciertas personajas conmigo, en clase o fuera.. ¡o en mi mente, que importa! ELLAS, simplemente ellas.
Escapadas a La isla del Zujar, con "Vane"
Excursiones, dias en clase, dias en la calle, algun qe otro desayuno, un par de noches en el botellon.
Los cotilleos despues de las vacaciones o de los findes.
Dias con Vanesa.
Salir al "jueves" y volver corriendo porqe Jacoba tiene un extraño poder de teletransportacion y antes de tocar, lo hagas como lo hagas, ella ya esta en clase diciendo qe llegas tarde.
Horas y horas frente al ordenador -o el movil- conociendo a gente o conociendolas mejor, hablandoles, contandoles como me sentia o lo de menos que les echaba, risas con Keka, Ana, momentazos con la cam o conversaciones triples
Momentos de decepcion... con su repercusion tardía, hablando horas y décadas con personas "especiales", que al final resultaban ser "uno mas en la lista" o realmente me marcaban.
Amigos y amigas, a las qe siempre echaré de menos ya qe no tengo oportunidad de vivir cerca de ellos y gracias a ellos me han alegrado minutos, horas y dias.
No, creo qe no sé con que momento quedarme... aunqe.. quizas, ¡me los quedo todos! ...
Gracias por todos esos momentos, a cada persona "nueva" que he conocido, cada nueva sensacion, cada lagrima y cada sonrisa. Gracias a todos por haber llenado, de alguna manera, mi cuarto de momentos y recuerdos inolvidables.
Y sobre todo, gracias a ti mamá, por hacer que de por alguna razón (medio) desconocida, se me caigan estas lagrimas al pensar que me voy de tu lado.